¿Qué es HTTPS y por qué tienes que activarlo en tu web?

· Desarrollo web, SEO ·

Abre tu navegador y teclea una de las muchísimas webs que visitas cada día. ¿Aparecen las siglas HTTPS delante de la URL? Perfecto, eso significa que tu conexión con esta página es segura, está cifrada y tus datos viajan de manera encriptada. Cualquier información que introduzcas en esta web solo podrá ser vista por ti y por el servidor.

Entre un sitio web y sus usuarios circulan una gran cantidad de recursos como fotografías, cookies, código HTML, datos, etc. que, sin un protocolo HTTPS, quedan a merced de los intrusos que están ávidos de explotarlos, entorpeciendo la experiencia de usuario o, lo que es peor, generando vulnerabilidades de seguridad.

Si tienes una empresa con un portal corporativo en el que, a priori, no se produce un intercambio de información sensible entre usuario y servidor, probablemente estés pensando que esto no va contigo. Te equivocas, cualquier sitio web debería estar protegido con HTTPS, incluso si a través de él no se producen comunicaciones confidenciales.

¿Por qué? Porque, seguramente, además de proteger la seguridad de tus visitantes, estás muy muy interesado en resultar tremendamente atractivo para Google. La seguridad es de alta prioridad para el buscador y por eso, desde 2014, HTTPS es un factor más de posicionamiento en Google.

 

20170308-certificado-google

 

Tan importante es la seguridad para el buscador que, desde enero de 2017, el nuevo Google Chrome saca a relucir, sin piedad, las vergüenzas en materia de seguridad de cualquier web. Si tu web no cuenta con certificado de seguridad, un mensaje de advertencia “Not secure” aparece junto a tu URL. Independientemente de que tus visitantes entiendan a qué se refiere o no, o comprendan mejor o peor el concepto, lo que está claro es que este mensaje les provocará un rechazo poco beneficioso para la imagen de tu marca y para la confianza de tus usuarios. ¿Vas a poner en riesgo algo tan valioso como la confianza de tus clientes?

La confianza juega un papel importantísimo en la relación marca-cliente en cualquier escenario, sea físico o virtual. Pero si hablamos de comercios on-line, la confianza se antoja uno de los factores decisivos a la hora de hacer clic en el botón de “Comprar”. ¿Crees que alguien compraría en tu tienda on-line si aparece un mensaje que dice que no es un sitio seguro? Nadie, absolutamente nadie, dejará datos tan sensibles como contraseñas o números de tarjeta de crédito en una web que no cuente con el protocolo de seguridad HTTPS.

Si tu e-commerce no es seguro estás perdiendo clientes, reputación, imagen de marca y posiciones en Google. Y eso es mucho perder, ¿no crees?

Y ¿cómo conseguir que tu web cumpla con el protocolo de seguridad HTTPS? Es necesario que instales un certificado SSL (Secure Socket Layer) en el dominio de tu web. El certificado SSL es una capa de conexión segura cuya función, básicamente, es encriptar la información intercambiada entre el usuario y el servidor en el que se aloja tu web, garantizando así su seguridad y que ningún agente externo pueda hacerse con esos datos para su explotación fraudulenta.

Si no quieres que tu web siga siendo un remanso de vulnerabilidades para los ciberdelincuentes, ponte en contacto con nosotros para conocer el tipo de certificado SSL que mejor se ajusta a tus necesidades y benefíciate de la oferta que tenemos vigente solo hasta el 31 de marzo.

Escrito por David · · Desarrollo web, SEO ·
SiguienteAsí es el blog perfecto para atraer a tus clientes ideales

0 Comentarios


4 × 2 =