Design Thinking

· Desarrollo de aplicaciones móviles, Desarrollo de landing pages, Desarrollo de tiendas online, Desarrollo web, Experiencia Duo*net ·

El término “design thinking” se empezó a desarrollar en la Universidad de Stanford en California a partir de los años 70, pero la primera empresa que utiliza esta metodología con fines lucrativos es IDEO. El proyecto consistía en crear una nueva línea de utensilios de cocina para la empresa Zyliss, para ello hicieron un estudio de un target muy dispar, por un lado niños y por otro cocineros profesionales.

Con los niños descubrieron todo lo que podría dificultar el uso de los productos, por ejemplo, descubrieron los problemas que tenía una niña de 7 años para utilizar un abrelatas. En los cocineros profesionales descubrieron aspectos interesantes referentes al cuidado y mantenimiento de los utensilios.

La base de esta metodología consiste en generar ideas innovadoras en función de las necesidades reales de los usuarios. Un término que proviene del mundo de los diseñadores de producto, si lo traducimos sería “el pensamiento de diseño”.

DESING-THINKING-ESQUEMA
Aunque algunas escuelas lo dividen en 6 etapas, nosotros preferimos sintetizar el proceso a cinco fases. Es un proceso bidireccional, es decir, que puedes volver hacia atrás o ir hacia adelante las veces que necesites, incluso saltando a etapas no consecutivas, igual que en la imagen que tenemos a continuación.

logo_ssie_definitivoç

Como una imagen vale más que mil palabras, te explicaremos las fases del proceso partiendo de un ejemplo de nuestra propia cosecha, el diseño de una marca. Diseñar una marca es una de las tareas más difíciles a las que se puede enfrentar cualquier empresa, es muy complicado representar con un simple logosímbolo la actividad económica, misión, visión y valores de una empresa. Fue la dificultad que nos conllevaba el desarrollo de este tipo de productos, lo que nos llevó a adoptar este proceso de generación de ideas.

Observar, o empatizar con tu cliente. En esta fase nos ponemos en la piel de nuestro cliente, en este caso SIE, pensamos como pensaría el, ¿por qué quiere lo que quiere? ¿Qué resultados espera?, etc. El objetivo de esta fase es conocer a tu cliente y su empresa, como si se tratara de la nuestra. Para ello hacemos una labor previa de investigación, donde determinamos las habilidades y fortalezas de su negocio.

Definir, indaga y encuentra el problema que tiene, ¿por qué te necesita? Si lo determinas y defines de forma clara te resultará más sencillo establecer una solución por medio de la creatividad. El objetivo de esta fase será extraer toda la información relevante que provenga de la primera.

Por ejemplo, en esta fase, nosotros determinamos que la imagen de SSIE pretendía transmitir una serie de valores con el cambio de marca:

Transmitir el concepto de iluminación eficiente y energías renovables

Facilitar la lectura del logotipo

Conseguir un resultado actual, moderno, limpio.

Idear, las ideas nunca están de más, hasta de la más absurda se pueden extraer otras, incluso la definitiva. No descartes ninguna, anótalas porque nunca sabes cuándo llegará la inspiración ni de dónde.

Los valores corporativos que guarda la compañía SSIE, rápidamente encendieron nuestra bombilla y nos permitieron idear el isotipo. Partimos de la idea de un foco de luz, que a base de simplificar y simplificar, llegamos a un icono muy sencillo y lo más importante, práctico y memorizable.logo_ssie_presentación

Prototipar, en esta etapa se ejecuta la visión, se convierten las ideas en proyectos reales. Ver las ideas transformadas en proyectos te ayudará a identificar más fácilmente los posibles problemas antes de entregar tu trabajo al cliente final. Para la compañía de Sistemas de Iluminación Eficiente, llevamos a cabo muchísimos diseños hasta llegar al actual, nunca sabrás en  que momento diseñarás el definitivo, pero no te preocupes porque cuando lo tengas, lo sabrás.

sie_logos
Testear o evaluar, como su propio nombre indica, esta etapa deberás evaluar el resultado final de tu proyecto en sujetos reales. Te valdrás de una pequeña muestra del público objetivo que hayas elegido previamente al que prestarás un prototipo de tu trabajo sin explicarles nada. Es una etapa crucial del proyecto, ya que te permitirá determinar los posibles fallos y errores para finalmente llegar al resultado ideal que busca tu cliente.

Como en todo proceso, el desing thinking está influenciado por una serie de factores externos, la mayoría de las escuelas establecen más de 5 factores, pero como a nosotros nos gustan las cosas lo más claras y sencillas posibles, pensamos que los más determinantes son la actitud, las personas y el aprendizaje. No consideramos que el espacio o los materiales que se utilicen en el proceso sean relevantes, sino que son elementos que afectan al proceso de una forma secundaria.

Personas, la base del desing thinking es el trabajo en grupo, cuanto más variado y peculiar mejor, así podréis contrastar vuestros diferentes puntos de vista, estilos de vida, conocimientos y experiencias.

Actitud, para adoptar la metodología design thinking, hay que tener confianza en uno mismo para conseguir dar rienda suelta la creatividad, deberás recuperar esa imaginación que todos tuvimos cuando éramos niños.

Aprendizaje, como todo proceso, depende del aprendizaje y la experiencia. Cuantos más proyectos realices utilizando esta metodología, mayor soltura tendrás en posteriores proyecto. Como dice el refrán “haciendo y deshaciendo va la niña aprendiendo”.

Podemos aplicar la metodología design thinking a cualquier campo, ha sido adoptada por multinacionales como Google, Microsoft, Apple o Zara, con excelentes resultados. El único límite que encontrarás en ella será tu capacidad para generar ideas, así prepárate para ejercitar la imaginación.

Escrito por Sabi · · Desarrollo de aplicaciones móviles, Desarrollo de landing pages, Desarrollo de tiendas online, Desarrollo web, Experiencia Duo*net ·
Siguiente¿Quieres abaratar tu app móvil?

0 Comentarios


15 + ocho =